Inés Remersaro y el desafío de rendir acorde a lo que se entrenó

5 septiembre de 2017


Sep 5, 2017 @ 18:21
[thb_gap height="20"]

En los lunes deportivos de Dale que es Tarde + Deporte recibimos a la nadadora celeste Inés Remersaro con quien conversamos acerca de su reciente participación en el Mundial de Natación en Budapest, oportunidad que no desaprovechó al cumplir su objetivo: batió el record nacional en 50 mts libres. La dos veces olímpica hizo un racconto de su trayectoria que comenzó en el Club Biguá de Villa Biarrtiz hace más de 20 años y de cómo se prepara (de cara a Tokio 2020) para los XI Juegos Suramericanos Cochabamba 2018, que serán en Bolivia del 8 al 20 de mayo.

Los invitamos a escuchar la entrevista completa a Inés Remersaro, en Dale que es Tarde, + Deporte.

https://www.dropbox.com/s/nu2580ljd091ymp/170904-Ines%20Remersaro.mp3?dl=1

Inés Remersaro tiene 24 años, es licenciada en finanzas y compite por la Federación Uruguaya De Natación desde que tiene siete años. Tras estudiar y competir a nivel universitario en los Estados Unidos hoy dedica al menos seis horas diarias al entrenamiento en el club que la vio nacer: el Club Biguá de Villa Biarritz, su segunda casa. “Desde que tengo memoria voy al club. Mis mejores recuerdos de la infancia”, enfatizó.

Ha participado en innumerables competencias internacionales: sudamericanos, panamericanos, siete mundiales de natación y dos Juegos Olímpicos (Londres 2012 y Río 2016, donde batió el récord nacional en 100 mts libres, resultado que le valió el reconocimiento por parte del Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay, el “Charrúa 2017” en natación). Hace un mes (fines de julio 2017) hizo su séptima participación mundialista: fue en el Mundial de natación en Budapest, oportunidad en que, tras y una buena preparación en Argentina, logró batir el récord nacional en los 50 mts libres. En un año visagra previo al comienzo de un nuevo ciclo olímpico (con Tokio 2020 en la mira) logró batir dicho record y aseguró que lejos de descansar “nadie para, todo el mundo aspira a seguir mejorando”, cosa que demostrada una vez más en Budapest.

En diálogo con Victoria Pieri en Dale que es Tarde + Deporte, comentó que la natación “es una deporte bastante solitario,… en el momento de competir es muy importante tener bien la cabeza, para poder rendir acorde a lo que se entrenó”, enfatizó Remersaro. La nadadora celeste entrena de la mano del Javier Golovchenko y un gran equipo compuesto por preparador físico, psicólogo y nutricionista: “uno no llega solo sino con el apoyo de todos ellos”, aseguró a Dale que es Tarde. Y llegó. Ahora, el nuevo desafío son los próximos juegos sudamericanos (Odesur): “(la sede) es un desafío en sí mismo, por hacerse en la altura (Bolivia). Una óptima preparación sería entrenar en una altura superior o igual a la que nos vamos a enfrentar en Cochabamba (mayo 2018), Hasta el día de hoy no tengo ningún tipo de información”.

Consultada acerca de cuáles son sus principales fortalezas y debilidades comentó: “mentalmente soy bastante fuerte: una vez que me propongo algo es muy difícil sacármelo de la cabeza y,… la mayor debilidad, la ansiedad, a veces me juega una mala pasada, sobretodo en competencias”.

Remersaro, quien viene de una familia vinculada al agua (su mamá es profesora de natación y su papá está vinculado al waterpolo), es la referente dentro de la natación femenina de nuestro país. Hay varias nadadoras jóvenes que se vienen a quienes (Inés) aconseja ir paso a paso y no quemar etapas antes de lo previsto. “Me parece que es muy importante que se vayan plantear objetivos acordes y que una vez que los vayan cumpliendo, ir buscando metas más ambiciosas. Vivir el proceso con paciencia, a veces es más fácil rendirse, a veces no sale, y no es por falta de entrenamiento. Hay que evaluarlo y seguir adelante”, remarcó.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST