Soto: "En escenario caótico hay algunos puntos de luz"

30 marzo de 2020


Las medidas para prevenir el avance del coronavirus están haciendo estragos en la mayoría de las economías, incluyendo la uruguaya. En diálogo con el programa Fuerte y Claro, el Cr. Marcos Soto, socio de la consultora CSC Uruguay y Director de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica, analizó este cambio radical en el contexto económico. Escuche la columna.

 

 

En referencia a las medidas que tomó el Gobierno uruguayo para atender esta crisis, Soto dijo que nuestro país “no escapa a situaciones que se están viviendo a nivel general, y sobre todo como país emergente que es, con similares problemáticas que el resto. Claro que a veces más alivianadas por nuestras propias situaciones”.

“La informalidad está en el entorno de 25%, son 400 mil uruguayos. Son muchos, pero no tanto con países de la región. Siempre se puede estar peor. Creo que todos podemos encontrar diferencias y matices en las medidas. A algunos los convencerán del todo a otros buscarán que sean más abarcativas”.

“Creo que como primer comentario, lo que corresponde es colaborar para que el Gobierno trabaje lo más tranquilo posible. Y esto no es acallar opiniones que por ahí son disidentes. Es elegir el tiempo. Es respetar el tiempo. En general creo que son medidas que van en la dirección correcta, de atender a las situaciones de primera necesidad y buscar financiamiento en impuestos adicionales sobre salario público elevados”.

“Probablemente estemos frente a medida parciales y son mucho efecto económico. Lo peor acá es la incertidumbre de cuánto va durar, pero ¿sólo en Uruguay? Supongamos que de algún modo logremos controlar la pandemia ¿volverá todo a la normalidad? Y la respuesta es depende, depende del nivel de control que se tenga en los países limítrofes y en aquello con los que tenemos vínculos frecuentes. Porque sino volvemos a ser un colador”.

En ese sentido Soto entiende que “no será tan sencilla la vuelta a la normalidad total, por más que haya por ahí algunos modelos que indiquen que en base a la evolución que han tenido los contagios parecería estar bajo control. Algunos comentan que la mortalidad es extraordinariamente baja, puede ser, pero eso mientras la cantidad de casos está bajo control, porque cuando el virus se masifica, el sistema no lo soporta y la gente se muere agolpada”.

Escape

Soto planteó que, a diferencia de 2002, “esto es una crisis de efectos globales, con depresión de demanda lo que ha provocado que potencias deban inyectar liquidez, bajar tasas. Con lo cual hoy se vuelve a reducir el costo de tomar deuda a tasas extraordinariamente bajas”.

Además “la inyección de liquidez en EEUU le quitará presión al dólar como ha venido ocurriendo en lo último días eso sensaciones de mayor estabilidad. Además para un país netamente importador de Petróleo, ver lo niveles actuales del barril indudablemente quitan presión sobre uno de los principales disparadores de tarifas y costos diversos como es el combustible”.

Otro aspecto es que Uruguay es “un país exportar de alimentos. Creo que es lo que más rápido se recuperará. Por eso creo que en este escenario caótico, hay algunos puntos de luz de los que agarrarse, sin que esto implique estar hablando de que la situación no será crítica”.

A nivel local, “apelar a la unidad y a la sensibilidad de todos. Colocar el chip en modo cooperación para no cortar cadenas de pagos, que son cadenas de ingresos, en la medida de lo posible sostener salarios y pago a proveedores y/o llegar acuerdos diferidos”, sentenció.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST