Macri: "La Argentina que deja, y la que se viene”

9 diciembre de 2019


Mientras tiene lugar la transición presidencial con la asunción de Alberto Fernández, el Contador Marcos Soto, analizó en el programa Fuerte y Claro la Argentina "que queda" para poder empezar a "develar" el país que se viene. Escuche la columna.

 

 

El peronista Alberto Fernández se prepara para asumir el gobierno mientras el mandato de Cambiemos, con Mauricio Macri a la cabeza, llega a su fin. En diálogo con el programa Fuerte y Claro, el Contador Marcos Soto, socio de la consultora CSC Uruguay e integrante de la Dirección Académica de la Escuela de Negocios de la Universidad Católica analizó la situación en la que queda el país para empezar a develar la Argentina que vendrá.

Tras reconocer la "reconstrucción de la institucionalidad" allí, con una información "estadística profesional, independiente y oportuna", Soto destacó la particularidad de que un presidente no peronista termine su mandato: "Esto es noticia", dijo.

Consultado acerca de la economía del país, indicó que quedan muchos problemas, "bastantes más de lo que cualquiera hubiera pensado hace cuatro años cuando asumió Macri" aunque recordó que el presidente saliente "ingresó a una gestión minada ya de problemas". "Lo que sucede es que había creado ciertas expectativas de orden, inversión y crecimiento que no se dieron", agregó el Contador.

Soto explicó que en tres de los cuatro años de mandato, "el tamaño de la economía se contrajo" y ello provocó ciudadanos argentinos "menos ricos hoy que en 2015" en un período en el cual "no fue posible quebrar la inercia que la macroeconomía arrastraba del kirchnerismo".

"Hoy casi 4 de cada 10 Argentinos está por debajo de la línea de pobreza", apuntó Soto quien agregó respecto al empleo y su evolución que "la situación tampoco es buena".

A ello se suma el valor del dólar. Mientras que en diciembre de 2015 la moneda norteamericana estaba en 9,85 pesos argentinos, hoy se encuentra por encima de los 60 pesos, aunque hay que recordar que en el comienzo del período estaba vigente el cepo cambiario.

Se estima que en 2019 la inflación termine en 55%, cifra que no se puede comparar con el inicio del mandato de Mauricio Macri porque los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) eran poco o nada creíbles, una situación (credibilidad) que el actual gobierno pudo revalorizar.

Con un clima de negocios erosionado, la contracción del consumo (teniendo en cuenta la caída de salario real con niveles significativos), la dificultad para ahorrar (la inflación implica un riesgo para quien lo hace en pesos argentinos) y una adquisición de dólares limitada, socialmente la situación se hace crítica.

¿Algún saldo positivo?

Consultado sobre si existen elementos positivos, el Contador se refirió al saldo comercial (exportaciones menos las importaciones) y dijo que posiblemente "Argentina termine este 2019 con un saldo favorable de más de 16 mil millones" pero aclaró que no se debe a una "gran recuperación de la fuerza exportadora" si no más bien, a la "brutal caída de las importaciones".

Pensando en qué se puede esperar del nuevo gobierno, Soto explicó que será necesario renegociar las condiciones de la deuda, incrementar los ingresos fiscales y pensar en una reestructuración del funcionamiento del Estado y del régimen de seguridad social.

"Veremos con el tiempo cómo equilibra estas medidas, con una situación social
compleja. Cuánta espalda política tiene para encarar estas situaciones", consideró Soto quien recordó que el periodo de gobierno es de cuatro años, y aunque la diferencia (con el período en Uruguay) parece poca, genera mayores presiones para ir en búsqueda de la permanencia en el poder".


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST