Labat: “Ancap sigue teniendo un montón de gordura; la situación está lejos de ser buena”

4 agosto de 2017


Ago 4, 2017 @ 00:19
[thb_gap height=”20″]

El director de Ancap por el Partido Nacional, Diego Labat, aseguró a Fuerte y Claro: “Me gustaría que lográramos soluciones más rápidas”. Respecto al uso de las tarjetas corporativas, dijo que su uso ha bajado en los últimos meses y contó para qué la ha utilizado él. A su vez, se refirió al cierre del servicio médico del ente y a los elevados salarios de los jerarcas de las empresas subsidiarias.

https://www.dropbox.com/s/xd92lim8a56jdp7/Fuerte_y_Claro_-170802-Entrevista_a_Diego_Labat.mp3?dl=1

“La situación en Ancap está muy lejos de ser buena”, aseguró Labat.

Destacó que con el cambio de directorio, desde principio del año 2016, “se ha empezado a marcar una nueva etapa en la empresa”. Bajo su perspectiva, el ente está “trabajando fuerte e intentando rearmarse”.

Sobre la reducción de los gastos del ente, explicó que “Ancap sigue teniendo un montón de gordura”, por lo que es necesario continuar rebajando gastos, por ejemplo, en la contratación de empresas tercerizadas.

“Fue discutido el mantenimiento de los jardines en Minas. Ahí hay 17 personas trabajando y está estudiado que se precisan cinco. Es un camino doloroso dejar a personas sin trabajo, pero hay que recorrerlo”, sostuvo.

El jerarca comentó que es “un poco crítico” con los tiempos que lleva aplicar medidas dentro de Ancap. “Me gustaría que lográramos soluciones más rápidas”, indicó, y se refirió al lento proceso que ha implicado la venta de la cementera CABA.

Igualmente, sostuvo que los resultados de las reformas “se verán con el correr de los meses”.

Tarjetas corporativas

“La principal deficiencia pasaba por falta de control; los gastos no pasaban por el Tribunal de Cuentas ni por el contador delegado”, dijo Labat en alusión al uso de tarjetas corporativas.

Destacó que el nuevo directorio se ocupó de reformular el procedimiento. “La idea es cumplirlo de acá en adelante”, señaló. Y comentó que el uso de las tarjetas corporativas ha sido “muy bajo” en los últimos meses.

El director dijo que en su caso la ha usado para “gastos de representación con funcionarios”, como por ejemplo “ir a comer”.

En relación a la implicancia que tuvo este asunto en la imagen del el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, expresó: “Ya hay unos cuantos organismos que están evaluando el tema, no tiene sentido que opine sobre eso”.

Servicio médico

Consultado respecto el cierre del servicio médico del ente, dijo que desde el directorio se trató de buscar una solución que cumpliera con el decreto que establecía como fecha final de cierre el 30 de junio, pero que al mismo tiempo, lograra mantener las prestaciones a los beneficiarios.

“No hubo acuerdo, llegó el 30 de junio y se acabó. Me hubiera gustado una solución un poquito más al medio”, aseveró.

Tope de salarios en subsidiarias

Frente a la información trascendida sobre los salarios que reciben algunos jerarcas de las subsidiarias de Ancap, los cuales superan el tope permitido por ley, Labat realizó la siguiente aclaración: “El tope del 60% del salario en relación al del presidente de la República, ya regía para Ancap pero no para las subsidiarias. La Rendición de Cuentas del año pasado incorporó el tope a las subsidiarias, pero para aquellos funcionarios que ingresaban a partir de la vigencia de la Rendición, no para los que ya estaban”.

El director explicó que desde el directorio de Ancap, se promovió que el tope se aplique a los actuales funcionarios. Sin embargo, dijo que aún no está siendo implementado porque desde el directorio del ente se “encomendó” a las empresas subsidiarias a que se adecuaran, pero “lo tiene que resolver cada una de las empresas”.

En este sentido, dijo que si el Estado “quiere tener empresas” tiene que pagar “sueldos de mercado”. Y añadió: “Poniendo topes, el Estado puede encontrase con el problema de no conseguir funcionarios, o que los que consiga no den la talla para lo que tienen que hacer”.

Beneficio de retiro incentivado

Por otra parte, Labat se refirió a los resultados que se observaron tras la posibilidad que el ente dio de un retiro incentivado, a partir del cual se ofrecía a los funcionarios recibir durante 12 meses, medio sueldo, adicional al despido.

“Se apuntaron alrededor de 50. Se esperaba unos 100. El paso está en el buen camino, pero notoriamente no fue el esperado”, afirmó.

Y enfatizó: “En todo esto hay un montón de grupos de interés, de personas que se ven afectadas”.

Por otra parte, el director aseguró que el negocio del portland sigue sin ser viable. “Han mejorado los números, han bajado las perdidas, pero están lejos de llegar a cero, es decir, todavía no hay ganancias”, explicó.

Labat concluyó: “Durante los últimos 10 u 11 años hubo grandes problemas de gestión en Ancap. Muy malos manejos de la cuestión financiera, inversiones que no tuvieron retorno y que se hicieron sin mucho razonamiento previo.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com