Bolsonaro evita participar pero se alínea a EEUU tras ataque a Irán

6 enero de 2020


El Gobierno brasileño de Jair Bolsonaro, mostró cierta alineación con EEUU luego del bombardeo estadounidense que mató al general iraní Qassem Soleimani en Irak el viernes. Escuche el informe de la periodista brasileña Natalia Scarabotto en el programa Fuerte y Claro.

 

 

El presidente Bolsonaro dijo que Soleimani "no era un general". EEUU consideraba que el Ejército iraní es terrorista. Debido a la mayor alineación de Brasil con la administración Trump, se esperaba un comentario del mandatario norteño.

Sin embargo, el líder brasileño dijo que no haría comentarios "porque no es el poder de la guerra lo que los estadounidenses tienen que decidir sobre el caso".

El episodio impactó al Gobierno brasileño sobre el precio del petróleo, que luego de la muerte de Soleimani alcanzó los 70 dólares por barril. El presidente brasileño consideró que el ataque podría tener una consecuencia para los precios internacionales y, si es demasiado alto, también afectaría el precio local.

A través de una nota, Itamaraty afirmó que “apoya la lucha contra el terrorismo y que ésta requiere la cooperación de toda la comunidad internacional”.

La organización brasileña dice también que “el país está listo para participar en los esfuerzos internacionales que ayudan a prevenir una escalada de conflictos en este momento”.

Itamaraty también condenó los ataques contra la Embajada de EEUU en Bagdad en los últimos días y pidió respeto por la Convención de Viena y por la integridad de los agentes diplomáticos estadounidenses reconocidos por el gobierno iraquí presente en ese país.

Espera mejora

En otro orden, para 2020, Brasil espera un buen crecimiento del país. Los economistas creen que el gigante del sur podría ser uno de los pocos en crecer alrededor del 2%.

Aún así, la expectativa es que la tasa de desempleo seguirá siendo alta ya que no sería suficiente crecimiento para abrir tantos empleos, explicó la periodista brasileña Natalia Scarabotto.

En asuntos internacionales, el sector agrícola brasileño todavía está pendiente de la guerra comercial entre EEUU y China. Hasta ahora, algunos productores se han beneficiado de la fricción entre las dos economías más grandes del mundo, ganando más participación de mercado, que ayudó a asegurar una balanza comercial positiva el año pasado.

En política interna, las elecciones municipales en octubre deberían impulsar el ajedrez político este año. El presidente Bolsonaro y sus aliados intentan oficialmente crear un nuevo partido, Alianza para Brasil.

Con la liberación del ex presidente Lula, las elecciones municipales serán una oportunidad para que el PT y la izquierda intenten una reorganización política, agregó en su informe la periodista.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST