“AUFgate”: Palma testificó pero se llamó a silencio ante la prensa

9 agosto de 2018


El presidente de Liverpool, José Luis Palma, concurrió a declarar en calidad de testigo, ante la fiscal Silvia Pérez, por el caso denominado “AUFgate”, que terminó con la renuncia del expresidente de la AUF, Wilmar Valdez.

Palma llegó a la sede de la Fiscalía y dejó en claro que no iba a hacer declaraciones porque no quiere “entorpecer al investigación”. El dirigente, que estaba detrás de la candidatura de Arturo Del Campo para presidir la AUF, fue una de las personas que escuchó las grabaciones antes de que Valdez retirara su candidatura y renunciara a la Asociación.

Según recuerda la crónica de El País, en la última declaración pública de Palma, el presidente de Liverpool habló en el programa Punto Penal y acusó a Valdez de “gobernar “para su club”, Rentistas, generando un aporte de de FIFA para el fútbol femenino de 500 mil dólares, construyendo una cancha de fútbol sintético “de primer nivel” sin tener fútbol femenino.

Además dijo que Valdez era un “inmoral” por “ocultar” que había un 10% de comisión de la camiseta para los jugadores de la selección uruguaya en caso de que la oferta de Nike resultara ganadora. “Me enteré de que le dio el 20% a los jugadores de la selección de ese negocio de US$ 25 millones, por Puma”.

“Estamos hablando de cinco millones de dólares, el mismo monto que quedó por el camino cuando los jugadores trajeron la oferta de Nike”, había dicho.

Entre tanto este vierenes va a declarar Arturo Del Campo en la Fiscalía, pero esta vez lo hará en calidad de indagado.

La cometa

Entre los audios que grabó el empresario Walter Alcántara, aparece uno donde el expresidente de la AUF asegura que “hubo una intentona” de CAFO para ingresar en el pago de coimas a cambio de la adjudicación de la remodelación del Estadio Centenario (como posible sede del mundial 2030) a la empresa Hyundai.

La mencionada “intentona” fue negada por el presidente de la CAFO, Enrique Baldritch, en declaraciones recogidas por Montevideo Portal, pero no fue la única alusión a coimas que aparecen en las grabaciones a Valdez.

Alcántara ya había mencionado otra charla en una entrevista con El País, relativa a la licitación para colocar las cámaras de reconocimiento facial en los estadios. Según el empresario, al ser consultado sobre el tema Valdez dijo: “Eso ya estaba todo cocinado. Antes de hacer la licitación ya teníamos la orden de quién tenía que ser”.

Este jueves, en uno de los audios a los que accedió Búsqueda, Valdez le comenta a Alcántara (que representaba a una empresa coreana que se postulaba para la licitación) que se trata de un “tema muy entreverado”, porque la política está metida.

“No sé si se planteó. ¿Cáceres y el Ministerio del Interior saben que hay otra oferta o no tienen ni idea?”, preguntó Alcántara, a lo que Valdez responde: “No, no. Lo que pasa es que este es un tema muy entreverado porque es un tema político. Está el Ministerio metido y adentro va la cometa de la empresa que ganó. Tiene que ser de esa forma, ¿me entendés? Ahora, si no lo logramos, yo voy a manejar otra alternativa”.

Más adelante Valdez sostiene que “alguien está prendido”, “es evidente”. “Ya se sabía. Desde que el Ministerio hizo el pliego de licitación a mí me llegó la información de que estaba condicionada a esa empresa. Después terminó ganando”, y Alcántara responde quejándose de que la adjudicataria, la firma DDBA, terminó ganando 600 mil dólares.

Juego limpio

Desde la empresa DDBA rechazaron haber participado de irregularidades en la licitación para la colocación del sistema de cámaras en el Estadio Centenario.

En declaraciones a El Observador, el director de la firma, Diego di Bello, descartó “cualquier tipo de irregularidad en el proceso”.

Di Bello agregó que en el proceso licitatorio hubo “una competencia bestial” que permitió bajar el proyecto a 1,2 millones de dólares.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com