Sistema educativo actual crea ciudadanos poco críticos

19 mayo de 2017


Mar 6, 2018 @ 00:32
[thb_gap height=”20″]

La periodista española Emma Sánchez habló sobre la televisión basura, en su columna semanal de Fuerte y Claro, en Radio Informarte. “Educar no es imponer, educar es guiar”, aseveró.

Escuche la columna completa de Emma Sánchez:

Columna de Emma Sánchez

La educación es como ya sabemos un asunto muy importante, tan importante que trasciende de los temas banales para colocarse en el primer lugar en lo que debería ser la agenda ciudadana.

La educación es la base de todo y deberíamos considerarla como tal. A día de hoy muchos expertos de la educación y alumnos instan por una mejora en el sistema educativo, el cual se encuentra deteriorado y caduco.

Este tipo de educación que conocemos proviene de Prusia, se denomina educación prusiana, y tiene la característica de estar controlada por el Estado para que de esta manera el Gobierno pueda tener el control total de la ciudadanía ya que puede elegir que se enseña, cómo y para qué.

Puede eliminar asignaturas que considera inservibles como es el caso de la Filosofía y puede manipular las mentes para crear ciudadanos poco críticos y con poca tolerancia a aquello que se sale de los estándares restablecidos.

Desde hace más de 200 años ese ha sido el tipo de educación que hemos recibido, y por eso todo tipo de creencias han sido inculcadas y establecidas en nuestro día a día, creencias que nadie se cuestiona como el tipo de educación que estamos recibiendo.

Este tipo de educación o instrucción, porque no olvidemos que este sistema está basado en la idea de crear ciudadanos que puedan trabajar en fábricas sin quejarse y bajo unas normas muy estrictas, era obligatoria en la antigua Grecia para los esclavos, sin embargo para los hombres libres aprender era una autodisciplina, algo que se hacía por uno mismo, por diversión y de manera democrática, teniendo en cuenta que cualquier merecedor de la ciudadanía, es decir cualquiera que se considerara un ciudadano de verdad fuera capaz de pensar claramente y de recibir gran responsabilidad.

A día de hoy, y desde hace miles de años hallamos en la historia diferentes sistemas educativos que no tienen que ser el sistema tradicional o prusiano y que generan mejores ciudadano, con mayor capacidad crítica, más resolutivas y empáticas.

Hay muchos ejemplos de grandes mentes que no quisieron formar parte de este sistema porque cortaba sus capacidades y a los que se les tachaba como rebeldes o a los que se auguraba el fracaso, como a Albert Einstein.

La palabra educación proviene de ē- (“de, fuera de”) y dūcō (“conduzco, guío”) por lo que podemos decir que es una guía, un acompañamiento que se hace al niño o adolescente desde fuera, lo que significa que la educación no es una imposición ni se basa en un sistema autoritario donde el profesor dice lo que hay que hacer y el niño obedece sino que hablamos de una guía, un acompañamiento.

El gran fallo de este sistema viene de la presión ejercida hacia profesores y alumnos en una sociedad que ha evolucionado y donde el objetivo de la educación se hace más necesario que nunca, instar y promover el desarrollo intelectual y cultural de las personas, dejar que la persona florezca por sí misma sin necesidad de obligaciones insustanciales impuestas. Nadie se acuerda de casi nada de lo que le enseñaron en la escuela, y de lo que puedas acordarte de poco sirve en nuestro día a día.

Cuando seamos capaces de conocernos a nosotros mismos, al igual que conocemos cuál es la suma del resultado de 2+2, entonces habremos dado el paso a la verdadera educación.

Sánchez destacó la diferencia entre educación, enseñanza y aprendizaje.

Explicó que hay que tener en cuenta que educar no es lo mismo que enseñar, y que la enseñanza no es lo mismo que el aprendizaje.

Según entiende la periodista, para el aprendizaje no es necesaria la enseñanza. “La educación tradicional está enfocada en la enseñanza y no en el aprendizaje, y mucho menos en la educación, por lo que sería mejor denominarla ‘enseñanza tradicional’”, aseveró.

A modo de ejemplo, indicó que la mayor parte de lo que aprendemos antes, en el transcurso y después de la escuela es aprendido sin que se nos haya enseñado. Un niño aprende a caminar, hablar vestirse sin que estas acciones sean enseñadas por un maestro, sino que lo consigue porque su familia lo acompaña en ese proceso.


Informarte

en vivo

Current track
TITLE
ARTIST

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com